Blog

4 ejemplos de desinfección

La desinfección es un proceso higiénico que, por intervención de un agente -por lo general, químico-, reduce el número de microorganismos presentes en una superficie a niveles que se consideran seguros.

Los métodos de desinfección son importantes cuando se confirman casos de contagio en una zona donde se ven involucrados virus altamente perjudiciales, como el COVID-19, porque la transmisión de esta y otras enfermedades ocurre, a menudo, por tener contacto con superficies contaminadas.

Debido a esto, la Organización Mundial de la Salud (OMS) y los gobiernos se toman muy en serio la higiene y desinfección como requisito para disminuir el riesgo de contagio y mantener a salvo a la población.

Protocolos de limpieza, sanitización y desinfección
Las habitaciones, oficinas o medios de transporte que han sido ocupados por personas con COVID-19 se convierten en focos altamente infecciosos. Los protocolos de higiene y sanitización protegen a las personas que asisten a los mismos lugares o emplean el mismo medio de transporte.

Los métodos de sanitización más comunes pueden ser aplicados sobre superficies duras (no porosas), superficies suaves (porosas), aparatos eléctricos, ropa de cama, ropa de vestir y otros artículos de lavandería. En ese sentido, los desinfectantes que han demostrado ser efectivos, según la OMS, son:

1) Hipoclorito de sodio al 0,5% para la desinfección de superficies.
2)Alcohol etílico al 70% para desinfectar áreas pequeñas o artículos de uso diario.
En cuanto a la ropa y otros artículos que puedan ser lavados, recomendamos utilizar agua caliente (solo si esto no afecta la integridad de la prenda) y evitar sacudir al aire, para que el virus, si lo hay, no se disperse.

4 ejemplos de sanitización en el sector público
A continuación, te compartimos algunos ejemplos de sanitización en el sector público que están ayudando a decenas de países a contener la propagación del virus.

1. Hospitales y centros médicos
Siguiendo los parámetros de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de los Estados Unidos, las instalaciones dedicadas a brindar servicios de salud deben enfocarse en limitar la entrada de gérmenes, aislar a los pacientes contagiados y proteger al personal médico.

Las estrategias de limpieza, sanitización y desinfección incluyen:

Gel anti-bacterial (con alcohol 60%-95%) en salas de espera, entradas y recepciones.
Limpieza y desinfección de superficies, equipo médico e instrumental.
Desinfección ambiental.

2. Escuelas, oficinas, minimarkets, restaurantes e instalaciones que no alojan personas durante la noche
El procedimiento consiste en:

Cerrar el acceso a las áreas que han sido visitadas por personas enfermas, abrir ventanas y puertas exteriores, e instalar un ventilador (de ser posible) para que circule el aire. Deben esperarse 24 horas antes de iniciar cualquier tarea de limpieza y desinfección.
Proceder a limpiar y desinfectar oficinas, baños, zonas comunes, equipos electrónicos compartidos como pantallas, computadores, teclados, teléfonos, e incluso cajeros automáticos.

3. Instalaciones que alojan personas durante la noche
Hoteles, centros turísticos, dormitorios universitarios y sitios parecidos deben seguir el primer paso mencionado en el punto anterior.

Sin embargo, las jornadas de limpieza y desinfección de superficies de contacto (mesas, sillas, interruptores, escritorios, baños, dispositivos electrónicos, entre otros) deben ser periódicas, pues el riesgo de contagio es mayor.

4. Transporte público
¿En qué consiste? En una limpieza profunda por lo menos dos veces al día -noche y mañana- al interior de las máquinas, principalmente, en superficies como pasamanos, asientos, cabina del conductor, timbres y volante.

Uno de los mecanismos de desinfección de ambientes más efectivos contra el COVID-19 es la nebulización. Este tratamiento de fracción micrométrica potencia la dispersión de la solución desinfectante, llegando a superficies inaccesibles en cualquier ambiente.

Por ello, es una excelente opción si lo que queremos es mantener alejados los virus en nuestra organización y así no afectar a los colaboradores.

Hoy tu empresa tiene una gran oportunidad, la de recibir un asesoramiento completo sobre salud y cuidado ambiental de tu local comercial, empresa, o edificio institucional. Para obtener más información sobre los servicios y soluciones que ofrecemos para mejorar las prácticas de higiene de manos, no dude en contactarnos o llamarnos al 📞 2401 41 41, y estaremos encantados de ayudarlo.

 

CONTACTAR A UN EXPERTO