Blog

Cómo el lavado de manos previene enfermedades y el contagio

De acuerdo con el consenso científico, las heces de personas o animales son una fuente importante de gérmenes como Salmonella, E. coli O157 y el norovirus que causan diarrea, y pueden propagar infecciones respiratorias como el adenovirus y la enfermedad de manos, pies y boca (HFMD). Por lo general, llegan a nuestras manos después de usar el baño, cambiar un pañal o manipular carne cruda y no lavarlas adecuadamente.

Las manos: una fuente de infección
Por otra parte, nuestras manos también se ensucian de gérmenes cuando tocamos objetos contaminados porque alguien los tocó o tosió o sobre ellos. De hecho, los virus se propagan mucho más rápido por el contacto que por los espasmos. Así lo concluyó un estudio realizado de la Universidad de Arizona en Tucson, pues tan solo cuatro horas después de infectar la manija de una puerta de un edificio con un virus la mitad de los empleados y la mitad de superficies de la oficina ya lo poseían.

Es decir que las manos son uno de los principales “vehículos de transporte de los virus y, por lo tanto, de las enfermedades”.

Esto resulta sumamente perjudicial para las empresas porque deriva, por un lado, en la ausencia de empleados por incapacidad médica y en los respectivos costos que ello supone. Por el otro, los clientes también pueden verse afectados por las patologías y ausentarse de forma temporal o definitiva, afectando seriamente las ventas e incluso la imagen de la marca. Por ejemplo, si en un hotel un auxiliar de cocina usa el baño y luego manipula las ensaladas sin lavarse las manos, puede transmitirles a los clientes salmonella, lo que representa un grave problema ya que las quejas serán duras.

¿Cómo evitar contagio de resfrío y otras enfermedades?
Las oficinas son propensas a la propagación de virus mediante las manos, dado que son muchos los espacios y utensilios de trabajo que se comparten. Por eso, para evitar contagio de resfrío y otras enfermedades, es necesario que todos nos mantengamos con las manos limpias. Eso implica lavarlas de forma correcta después de usar el baño u objetos con alto potencial de contaminación, preferiblemente con el apoyo de tecnologías antibacteriales.

Es fácil y muy efectivo. Lavarse las manos encabeza la lista de estrategias eficaces para prevenir la propagación de enfermedades contagiosas, tanto en el hogar como en centros de salud y sitios de trabajo.

Debemos empezar a cultivar este hábito, no solo para evitar contagio de resfrío y otras enfermedades en los espacios de trabajo, sino a nivel general para aumentar nuestra calidad de vida y la de las personas que nos rodean. No es nada placentero ir por ahí con gripe o gastroenteritis aguda.

¿Cómo incentivar el Lavado de Manos?

Una opción sencilla y efectiva para lograrlo en las oficinas es tener el baño equipado, si el baño es agradable y tiene todo lo necesario , ellos estarán más dispuestos a mantener un higiene de manos saludable.

Hoy tu empresa tiene una gran oportunidad, la de recibir un asesoramiento completo sobre salud y cuidado ambiental de tu local comercial, empresa, o edificio institucional. Para obtener más información sobre los servicios y soluciones que ofrecemos para mejorar las prácticas de higiene de manos, no dude en contactarnos o llamarnos al 📞 2401 41 41, y estaremos encantados de ayudarlo.

 

CONTACTAR A UN EXPERTO