Blog

Cómo funcionan los purificadores de aire

Los purificadores los podemos encontrar en formas y tamaños diferentes. Si bien cumplen el mismo objetivo, cada uno funciona de manera distinta.

Dicho lo anterior, para entender cómo funcionan los purificadores de aire hay que echar un vistazo a los tipos de purificadores comunes.

Los mejores son:

● Purificador de aire UV: utilizan luz ultravioleta para eliminar los agentes dañinos del ambiente.

● Purificador de aire HEPA: utiliza un filtro de aire avanzado que elimina hasta 99,7% de las partículas perjudiciales para el organismo.

● Purificador de aire por carbón activado: se enfoca en la eliminación de malos olores en el ambiente.

● Purificador de aire iónico: emite iones negativos al aire que se unen a partículas cargadas positivamente para hacerlas más pesadas y provocar que caigan al suelo. A su vez, el proceso de ionización genera ozono.

● Purificador de aire electrónico: es una solución que funciona en conjunto con el calefactor o aire acondicionado para cargar y atrapar partículas con electricidad estática.

Comentarios sobre el uso de ozono

Está comprobado que el ozono produce efectos positivos en el ambiente, como purificar el aire y el agua. También elimina diversos virus y bacterias, incluyendo los malos olores.

Aun así, el uso de ozono debe ser controlado. Al utilizar productos que generan ozono, debes estar muy bien informado respecto a las condiciones del espacio, dosis y duración de la exposición para evitar daños a la salud.

¿Cómo purificar el aire?

Solemos pasar más tiempo en la oficina o el trabajo que en casa. A nadie le gusta un espacio con malos olores o donde la proliferación de gérmenes haga de las suyas, causando enfermedades regularmente.

Cuando cuidamos a los miembros de nuestra organización, también estamos cuidando a nuestros clientes, proveedores y familiares. Además, un grupo de trabajadores feliz y saludable es más productivo y eficiente.

En La Liga Sanitaria | Rentokil Initial, ofrecemos la instalación de un purificador de aire efectivo para destruir microorganismos dañinos -capturando hasta un 99,97% de las partículas dañinas (virus, bacterias, etc.) y contaminantes gaseosos- en espacios de preparación de alimentos, fabricación y hospitalarios.

¿Necesitas mayor información?