Blog

¿Por qué tengo malos olores en la cocina?

Los malos olores en la cocina generalmente están relacionados con el estado de la grasera -o interceptor de grasa-. La grasera o interceptor de grasa impide, mediante unos tabiques transversales, el pasaje de grasa y aceite a la red de saneamiento de la ciudad. La grasa y aceite se adhieren a las paredes de las cañerías y causan obstrucciones y desbordes. Si el mantenimiento no es el adecuado, la propia retención de grasas puede provocar obstrucciones y malos olores.

Si la grasera está limpia y hay mal olor es posible que la tapa de su grasera no tenga el cierre hermético. Las graseras en su interior tienen una canaleta que debe estar llena de agua para que evite la salida de gases con malos olores, oficia de cierre hidráulico. Si las graseras son limpiadas pero no se vuelve a colocar agua se sentirán malos olores.

Si la canaleta de la grasera fue llenada pero no tiene agua: entonces, esto puede deberse a los materiales constitutivos y tiempo de uso de su grasera. Si es de hormigón o hierro fundido, y ya tiene muchos años de funcionamiento; puede tener pérdidas de agua aunque haya sido limpiada y correspondientemente cerrada.

Si persiste el olor y se verificó que el estado de la grasera es el adecuado: lo que puede estar sucediendo es que tenga inconvenientes con el sifón de la pileta de su cocina. Este, se encuentra ubicado entre la propia pileta y la grasera, a través de un cierre hidráulico; sirve para evitar que los gases que se generan en la grasera ingresen en su hogar a través de las válvulas de la pileta. Es posible que no esté sifonando como debe.

Por consultas no dudes en comunicarte al 📞 2401 41 41.

 

CONTACTAR A UN EXPERTO